Vender experiencias, así es el fenómeno de la tiendas Pop Up

Para introducir el concepto de tienda Pop up debemos remontarnos a los happenings de la década de 1950, cuando los artistas organizaban manifestaciones creativas de carácter efímero contando con la participación espontánea del público asistente. El objetivo de dichas experiencias colectivas o performance era poner en práctica la ecuación ‘provocación, participación e improvisación‘, rompiendo con la posición pasiva del espectador e intentar involucrarlo de forma activa en la acción.

tienda Pop up

Pues bien, este fenómeno Pop up bebe de estas mismas fuentes, creando una instalación de carácter efímero en un contexto determinado con la misión de cautivar a los visitantes y hacerlos partícipes de la experiencia de marca. De la misma forma que las manifestaciones artísticas de los 50, las tiendas Pop up pretenden involucrar al espectador con la marca mediante una puesta en escena creativa, sugerente y provocativa con la que establecer un vínculo directo con el producto, marca o servicio, en espacios singulares e improvisados.

Para crear el efecto buscado en el visitante, deben ser algo más que una tienda. Una experiencia creativa espacio-temporal que de soporte a un producto o una marca, de forma radicalmente diferente a como lo hace un establecimiento convencional. La estrategia de visual merchandising para este tipo de espacios debe estar perfectamente estudiada y en consonancia con los valores de la marca que se desean comunicar. Desde el diseño de la arquitectura efímera, los materiales, los colores o la iluminación, hasta la disposición de los productos y su relación con el espectador.

Pero el aspecto que mejor define una tienda Pop up es su carácter efímero y espontáneo. La estrategia seguida consiste en localizar un espacio sugerente, montar la instalación efímera, sorprender al público con la puesta en escena y crear experiencia de marca, vender y desmontar.

Tienda Pop up

¿Por qué deberías solicitar este servicio?

Con la coyuntura económica actual y la fuerte competitividad existente en el mercado, la apuesta por el diseño y la innovación es un valor solvente y seguro que te diferenciará de la competencia. Desde el punto de vista del branding apostar por esta nueva estrategia de comunicación permite posicionar tu negocio más allá de los límites de un establecimiento ganando en notoriedad y visibilidad, y captando la atención de nuevos clientes potenciales atraídos por esta novedad.

Apostar por una PopUp Store es una forma diferente de aproximar al cliente al universo de la marca y generar cierta viralidad en torno al evento. La notoriedad que aporta este entorno de acercamiento efímero impulsa a los usuarios a inmortalizar su asistencia al evento y compartirla en sus círculos sociales otorgando expectativa y exclusividad al evento. Además, es el escaparate ideal para comunicar los valores que definen la marca en un ambiente de cercanía y confianza. Una oportunidad de oro para conectar con el cliente.

Otra de sus ventajas es que no requiere costosos alquileres ni complejas infraestructuras. Bastan ciertas dosis de creatividad e ingenio para generar un gran impacto con un coste muy reducido. Este tipo de instalaciones temporales puede ser el perfecto laboratorio de experimentación de grandes firmas para testear el mercado y ensayar nuevos productos o, en el caso de los emprendedores, supone un escaparate itinerante donde ganar visibilidad y mostrar su trabajo en puntos estratégicos de la ciudad.

Tienda Pop up

¿Quieres crear tu tienda Pop up?

Con carácter previo a la fase de diseño, elaboramos una serie de talleres con la participación activa del cliente donde establecemos un briefing de necesidades y objetivos. Una vez establecida la estrategia de actuación, ponemos en marcha nuestra maquinaría creativa para localizar espacios vacíos donde crear entornos de acercamiento insólitos y sugerentes para los visitantes, más allá de la mera exposición y venta del producto. Y a partir de ese contexto diseñamos, producimos y montamos la instalación efímera que dará soporte a la esencia de su marca o producto durante un corto periodo de tiempo, a través de experiencias únicas y momentos exclusivos.

¿Cuánto cuesta una PopUp Store?

Una de las ventajas de este tipo de instalaciones es que dado su carácter efímero, no requiere una gran inversión. Los costes mínimos para este tipo de tiendas cubren los gastos del alquiler del espacio –apenas unos días– y nuestros honorarios por la gestión, diseño, fabricación y montaje de la tienda efímera.

La gestión inteligente del espacio disponible, ciertas dosis de creatividad y el uso de materiales sostenibles, son todas nuestras herramientas de diseño para alcanzar el mayor grado de satisfacción del cliente y obtener una experiencia de marca única que se traduzca en un mayor volumen de ventas.

Créditos: COS Pop up Store, Milan / Normann Copenhagen Pop up Store / Vero Moda Online Pop up store, Aarhus (Denmark)

_

Para cualquier consulta, solicitud de información o petición de presupuesto puede ponerse en contacto a través del teléfono de contacto o mediante whatsapp al 678 255 358, enviándonos un e-mail a info@tres60arquitectura.es. Estaremos encantados de poder resolver cualquier duda o consulta sin compromiso.

Síguenos en Bloglovin


Deja un comentario